Home » Radio » Acoso sexual

Acoso sexual

Escucha el programa dando click aquí

El acoso sexual se caracteriza por la solicitud de favores sexuales con distintas formas de proceder dirigidas a un a una persona en contra su consentimiento. Se puede aplicar a ambos sexos o personas del mismo sexo; pero es más común que las mujeres seas víctimas de acoso y más aún quienes  que se mueven en ambientes de relaciones laborales, académicas, estudiantiles, que incluyen hasta el hogar. En muchos países es una figura delictiva punitiva que se pena según su gravedad y que puede incluir hasta la privación de libertad.

De esto y más en nuestro programa de hoy escúchanos, te va a interesar…

Desde el punto de vista legal, El acoso Sexual se considera un Delito solo en algunas entidades de la República Mexicana; en el Distrito Federal se define como:

A quien solicite favores sexuales para sí o para una tercera persona o realice una conducta de naturaleza sexual indeseable para quien la recibe, que le cause un daño o sufrimiento psicoemocional que lesione su dignidad, se le impondrá de uno a tres años de prisión.

Agravantes:

Cuando además exista relación jerárquica derivada de relaciones laborales, docentes, domésticas o de cualquier clase que implique subordinación entre la persona agresora y la víctima, la pena se incrementará en una tercera parte de la señalada en el párrafo anterior.

Si la persona agresora fuese servidor público y utilizara los medios o circunstancias que el encargo le proporcione, además de la pena prevista en el párrafo anterior, se le destituirá y se le inhabilitará para ocupar cargo, empleo o comisión en el sector público por un lapso igual al de la pena de prisión impuesta.

Este delito se perseguirá por querella.

El acoso sexual también se considera un problema de salud sexual que tiene graves repercusiones en la salud emocional; desde el punto de vista clínico, se considera:

Conductas intimidantes en el ámbito de una relación laboral o escolar; expresan poder; se expresa en miradas, palabras, bromas, solicitar favores sexuales, así como tocamientos no provocados ni deseados. Esto abarca un espectro que va de lo sutil hasta la exigencia a través de la imposición. Algunas publicaciones reportan que el 78% de adultos han sufrido hostigamiento o acoso sexual con consecuencias físicas o emocionales como producto de la experiencia vivida.

Generalmente lo sufren personas vulnerables ya que se ven en situaciones complicadas como por ejemplo: Necesidad económica, compromiso profesional o escolar.

Los Síntomas más frecuentes que presentan las víctimas son los siguientes:

Ansiedad, angustia, ataques de pánico, deterioro en el desempeño laboral, depresión, dolores de cabeza, trastornos del sueño, problemas gastrointestinales, cambios de peso, náuseas, y disfunción sexual, trastorno por estrés postraumático, inicio o aumento consumo de alcohol y/o tabaco.

¿Qué hay con el agresor?

Lamentablemente es un problema complicado ya que la persona considerada como agresora busca el momento adecuado para realizar el acoso sin meterse en problemas sin testigos y sin “pruebas”; por lo tanto la víctima se coloca en una situación difícil cuando el acosador es autoridad, jefe, profesor o cualquier persona que tiene autoridad, poder o control de alguna forma.

¿Qué hacer?

Lo ideal es que la persona que se encuentra en estas circunstancias realice la denuncia y se alejen del acosador, esto tiene un efecto positivo en la salud integral.

Si te identificas con alguna de estas características o sufres de estas molestias no dudes en contactar con un especialista, ya que puede afectar de manera importante tu salud integral.   ¡Escríbenos!

Comentarios

comentarios